view counter
 

Los elementos de una ofrenda

Send by email

Fotografía del difunto: La imagen o varias imágenes del o de los difuntos indica a quién o quienes se dedica la ofrenda.

Velas: Representan la luz que las ánimas buscan para regresar a sus hogares. Alumbran, igualmente, el regreso a su lugar de descanso.

Alimentos: Los familiares cocinan los platillos que más le gustaban en vida, para que cuando llegue el alma se deleite con el aroma de su comida favorita.

Agua: Se coloca un vaso con agua para que las almas mitiguen su sed, después del largo camino recorrido a casa, e igualmente para su regreso a su morada.

Bebida: Se coloca también una bebida alcohólica (en particular la que más le gustaba al difunto).

Flores: La flor de cempasúchitl es la tradicional, ya que por su aroma y belleza sirven de guía al alma. También se adorna la ofrenda con una flor aterciopelada roja. Es tradicional hacer caminos con los pétalos de de cempasúchitl, desde la calle hasta donde está el altar con las ofrendas.

Incienso: El uso del copal sigue vigente. Su función es auyentar los malos espíritus para que el alma entre sin peligro a su hogar. También se cree que con el humo del copal llegan las oraciones de los familiares hasta Dios.

Sal: Representa la purificación y el bautismo.

Calaveritas: Se colocan como ofrendas calaveritas de azúcar, chocolate y amaranto. Dichas figuras recuerdan que la muerte nos acompaña, por lo cual hay que aceptarla como inevitable.

Objetos personales: Se colocan algunas pertenencias favoritas de la persona que se recuerda. Si es una mujer se coloca su rebozo y si el altar está dedicado a un  hombre su sombrero y su gabán y en ocasiones sus utensilios de trabajo. El altar dedicado a un niño se adorna con algunos juguetes y flores

  • See video
XcaretMexico2014
view counter
Photo Gallery

Copyright © 2002 Mary J. Andrade

view counter